Claves para ayudar a controlar los impulsos agresivos en los niños

Los niños pequeños necesitan límites. Las reglas y las normas les ayudan a darle un sentido a su mundo y les permiten sentirse más seguros. De hecho, los tres primeros años de vida son determinantes puesto que en esa etapa los pequeños interiorizan ciertos comportamientos y entienden lo que se espera de ellos. También comprenden que son una personita independiente de sus padres y comienzan a probar fuerza, por lo que si se sigue un estilo de crianza demasiado permisivo y no se le pone coto a sus impulsos, luego…