¿Qué cosas puedo pedir el día del parto? 5 detalles que marcarán la diferencia

El día del parto es muy especial, no lo olvidarás jamás pues después de nueve meses de espera finalmente podrás tener en tus brazos a tu bebé. Sin embargo, a medida que se acerca ese momento, es probable que te sientas un poco asustada y/o preocupada, sobre todo si es la primera vez.

Planificar un plan de parto te ayudará a sentirte más segura y confiada, aunque la preparación psicológica también es muy importante. Mientras tu bebé se va encajando en el canal del parto y tu cuerpo se prepara para ese momento, puedes practicar diferentes ejercicios, como los que te proponen en la aplicación IDStress, que te ayudarán a relajarte, pensar en positivo y manejar las contracciones estando siempre en contacto con tu bebé, de manera que el parto sea más fácil y menos estresante.

Ana Lombard, fundadora de ídstress, recomienda que durante las contracciones o entre contracciones y/o para mantener una buena recuperación después del parto la mujer puede practicar las relajaciones exprés de 2 a 3 minutos. Resultan especialmente útiles las siguientes relajaciones:

  • Respiración emocional
  • Reforzando mi concentración
  • Relajando espalda y cabeza, ideal entre dos contracciones
  • Respirar es vivir
  • Relajándome en 3 minutos

No obstante, también existen otros detalles que pueden facilitarte el parto.

Los detalles que marcan la diferencia durante el parto

  1. Que te expliquen lo que va a suceder. Una de las mayores fuentes de ansiedad, preocupación y temor de las primerizas es no saber lo que va a suceder. En las salas de parto a menudo las mujeres se sienten un poco desorientadas, perciben que han perdido por completo el control de la situación, lo cual las asusta aún más. Por eso, es importante que sepas que tienes derecho a que te expliquen previamente cómo transcurrirá el parto y lo que puedes ir sintiendo a medida que este avanza. De esta manera te sentirás mucho más segura y tranquila.
  2. Que no hagan ruido. Aunque en nuestra sociedad el silencio prácticamente se ha convertido en un lujo, lo cierto es que es muy beneficioso para el sistema nervioso. Si das a luz en un ambiente tranquilo y silencioso, donde las personas hablan en voz baja, te sentirás mucho más relajada. Además, un estudio realizado en la Universidad de Ginebra y publicado en la revista Scientific Reports ha señalado que las salas ruidosas no solo perturban el sueño de los bebés sino que también alteran sus signos vitales, su capacidad de autorregulación y dañan la integración multisensorial. Por tanto, el silencio y la tranquilidad son convenientes tanto para ti como para tu bebé.
  3. Tener una iluminación agradable. La intensidad de la luz tiene un impacto enorme en nuestro estado de ánimo. Una luz blanca y fría puede hacer que nos sintamos más estresados y desprotegidos mientras que una iluminación más agradable, menos intensa y de un color más cálido puede hacer que te sientas más tranquila, lo cual te ayudará a aliviar el dolor. De hecho, un estudio realizado en la Universidad Tecnológica de Viena y publicado en la revista Forschende Komplementärmedizin descubrió que el color de la luz puede alterar nuestro ritmo cardiaco en cuestión de minutos. Estos investigadores afirman que las luces rojas y verdes generan un estado de ánimo más positivo.
  4. Tener a tu lado a alguien que te apoye. El bienestar emocional de la madre durante el parto depende en gran medida del apoyo que reciba. Por eso es conveniente que tengas a alguien que te apoye desde el mismo momento en que comience el trabajo de parto y hasta que termine, puede ser tu pareja o la persona que tú hayas elegido. Un acompañamiento afectivo no solo te tranquilizará desde el punto de vista emocional sino que también te dará la seguridad de que hay una persona que se encargará de hacer valer tus deseos para seguir el plan de parto que habías concebido.
  5. Tener intimidad. Si te sientes observada, presionada y dirigida, te resultará más difícil centrarte en las señales que envía tu cuerpo, no entrarás en sintonía con tu fisiología para que el parto prosiga de manera natural. No es casualidad que los mamíferos busquen instintivamente un lugar tranquilo e íntimo donde traer al mundo a sus crías. De la misma manera, se ha apreciado que en la mujer las hormonas segregadas por el estrés inhiben la producción de oxitocina, la cual es fundamental para la evolución del parto. Como resultado, se contrae la musculatura y se bloquea la dilatación. Al contrario, el grado de intimidad adecuado facilita que el parto transcurra de manera más natural.

Recuerda que podrás encontrar más apoyo durante tu embarazo, preparación al parto y postparto con la gran variedad de meditaciones que proporciona idstress app. Esta aplicación desarrollada por la terapeuta global Ana Lombard te permitirá tener una vivencia de tu parto más feliz, más saludable y alineado con tu propósito vital, para que tu bebé venga al mundo con más serenidad.

 

 

Related posts

Leave a Comment