Pautas para preparar la vuelta al cole con antelación

Muy pronto los niños tendrán que volver al cole. Algunos estarán impacientes por ver a sus amigos y contarles las experiencias que han vivido durante las vacaciones pero otros sentirán un poco de ansiedad, sobre todo ante la perspectiva de tener que levantarse todos los días con el sonido del despertador, retomar los deberes escolares y adaptarse a los horarios de la escuela.

Sin duda, retomar la rutina no es fácil. A los adultos les cuesta regresar al trabajo y no podemos esperar que los niños se acostumbren a los nuevos horarios y deberes en un par de días, pero si sigues estos consejos a tu hijo le resultará más fácil recuperar el ritmo.

 

Seis consejos para facilitarle a tu hijo la vuelta al cole

  1. Háblale de la vuelta al cole. Es importante que unos días antes de que comiencen las clases le hables sobre la vuelta al cole, así se irá preparando psicológicamente y logrará adaptarse mejor. Lo ideal es que le recuerdes algunas de las anécdotas divertidas del año pasado y menciones a los amigos que podrá volver a ver. Céntrate en lo positivo, pero tampoco le agobies, aborda el tema con naturalidad.
  2. Reajusta los horarios poco a poco. Es conveniente que unos días antes de la entrada al colegio vayas ajustando los horarios en casa, de manera que tu hijo no se acueste tan tarde y pueda levantarse más temprano. También debes ajustar los horarios de las comidas, ya que así el cambio será menos brusco y le resultará más sencillo adaptarse. Además, es conveniente que retomes el hábito de la lectura diaria, de forma que después no le resulte tan difícil hacer los deberes escolares.
  3. Hazle partícipe de la preparación del material escolar. A la mayoría de los niños les encanta elegir su mochila o los cuadernos que utilizarán. Puedes animarle para que vaya de compras contigo y elija algunos de los materiales que prefiera. Si le hace ilusión, puede escoger algunas cosas con su personaje o color favorito.

  4. Motívale con un proyecto que le entusiasme. Si logras que tu hijo espere con ilusión el momento de regresar al cole, la adaptación será mucho más sencilla. Puedes animarle con algún proyecto que le motive, como alguna actividad extraescolar que le apasione en la que le inscribirás cuando comience el curso escolar.
  5. Crea una sólida rutina matutina. Uno de los principales dolores de cabeza de la vuelta al cole y causa de retrasos son las rutinas matutinas. Para evitar empezar el día con mal pie, puedes ir consolidando buenos hábitos matutinos desde las vacaciones, de manera que aunque tu hijo esté medio dormido, pueda ser relativamente independiente. Según su edad, puedes enseñarle a lavarse y recoger sus cosas del desayuno cuando haya terminado, vestirse y peinarse, lavarse los dientes y hacer la cama. Y que no olvide recoger su mochila.
  6. Valida sus emociones. Algunos padres, para evitar que el niño se sienta más ansioso o preocupado, restan importancia a sus sentimientos. Sin embargo, de esa forma el pequeño se sentirá incomprendido y esos sentimientos no desaparecerán. En vez de hacer caso omiso o minimizarlos, lo mejor es validar sus emociones añadiendo algo positivo. Por ejemplo, puedes decirle: “ya sé que no te gusta madrugar, pero verás que no te va a costar tanto como piensas”. Es importante que tu hijo comprenda que empatizas con su situación, así se animará a contarte cómo se siente y qué le preocupa, pero también debe aprender a lidiar con los cambios y verlos desde una perspectiva más positiva. A largo plazo, se trata de una actitud que le será muy útil en la vida.
 

Related posts

Leave a Comment