Consejos para reducir el dolor que producen las inyecciones en los bebés

¿Sabías que antes de cumplir los 2 años tu hijo habrá recibido alrededor de 20 inyecciones como medida preventiva para combatir diferentes patologías? Las vacunas son fundamentales para prevenir enfermedades que pueden tener consecuencias mortales, pero no es menos cierto que pueden ser molestas o incluso causar dolor.

De hecho, no es cierto que los bebés no sienten el dolor de la misma manera que los adultos. Incluso los bebés prematuros ya son sensibles al dolor puesto que las vías nerviosas que transmiten estos estímulos han madurado casi por completo. Por suerte, puedes poner en práctica algunos trucos que le ayudarán a tu bebé a pasar mejor por este trance.

7 trucos naturales para aliviar el dolor de las inyecciones

  1. Quédate a su lado. Es probable que no te guste ver cómo inyectan a tu pequeño, pero si te quedas a su lado se sentirá más seguro y protegido, por lo que el efecto de la inyección será menos doloroso. De hecho, se ha demostrado que el contacto piel con piel con la madre es relajante y tranquiliza a los bebés.
  2. Háblale en tono bajo y tranquilizador. Los recién nacidos son capaces de reconocer rápidamente la voz de su madre, la cual les hace sentir tranquilos. Por eso, una excelente estrategia para calmarle consiste en hablarle o cantarle en voz baja, como cuando vas a dormirle. Así le transmitirás la sensación de tranquilidad y calma. También puedes acariciarle, preferentemente en la zona del abdomen.
  3. Intenta distraerlo. Una buena idea para aliviar el dolor del pinchazo consiste en distraer al pequeño. Puedes llevar su juguete preferido o cualquier otro objeto que capte su atención. Como norma, si está distraído, notará menos el pinchazo y sentirá menos dolor.
  4. Amamántale luego de la inyección. Lo ideal es que amamantes a tu bebé después de que le administren la inyección ya que de esta forma puedes calmar su llanto más rápido y aliviar el dolor. Si es posible, puedes amamantarle mientras le vacunan ya que normalmente cuando los pequeños se alimentan están mucho más relajados y, por ende, notarán menos el pinchazo. Esto se debe, entre otros factores, a que mientras los bebés succionan en su organismo se liberan endorfinas, las cuales tienen un efecto analgésico.
  5. Dale azúcar. Si no te sientes cómoda dando el pecho en público, otra estrategia recomendada por los propios pediatras para reducir las molestias de las inyecciones consiste en darle un poco de azúcar, la cual disminuye la percepción del dolor porque también favorece la liberación de endorfinas. Te bastará impregnarle su chupete con un poco de agua azucarada.
  6. Envuelve a tu bebé antes de recibir la inyección. Envolver bien a tu bebé tiene un efecto calmante casi automático porque le recuerda la etapa en la que estaba en tu vientre, donde se sentía tranquilo y seguro. Los contornos de la manta le brindan la sensación de protección, por eso se recomienda envolver a los bebés antes de aplicar la inyección dejando descubierta solo la zona de la vacuna.
  7. Utiliza el ruido blanco. El ruido blanco suele tener un afecto calmante en los bebés, sobre todo en los recién nacidos. Se trata de un truco que podrás utilizar hasta el primer año de vida, para relajar a tu pequeño antes de aplicar la inyección.

Sin embargo, lo más importante de todo es que no te angusties porque de esta forma le transmitirás a tu hijo ese miedo y ansiedad. Desde muy pequeños, los bebés son capaces de captar el estado emocional de los padres y reaccionar en consecuencia, por lo que si te sientes tranquila, tu pequeño comprenderá que no hay motivo para alarmarse.

 

Related posts

2 Thoughts to “Consejos para reducir el dolor que producen las inyecciones en los bebés”

  1. Hola

    Estuve leyendo tu redacción y hay muchas información que no sabía que me has enseñado, esta maravilloso..
    te quería agradecer el tiempo que dedicaste, con unas
    infinitas gracias, por aconsejar a gente como yo jijiji.

    Besos, saludos

    1. Raquel Villan Marco

      Nos alegra que te sea de ayuda.
      Un saludo.

Leave a Comment