Mom2Mom - Los primeros síntomas de embarazo

Los primeros síntomas de embarazo

Algunas mujeres se percatan enseguida de que están embarazadas pues muy pronto comienzan a padecer náuseas matutinas, vómitos y mareos. Otras no sufren síntomas tan evidentes y pueden llegar a confundirlos con las típicas molestias premenstruales. Sin embargo, se estima que a partir de la sexta semana de la gestación, siete de cada diez mujeres presentan signos inconfundibles de que un bebé viene en camino.

Los 7 signos más evidentes del embarazo

  1.  Si siempre has tenido un periodo regular y sufres un retraso, es probable que estés embarazada. En los días anteriores a la ovulación, endometrio se recubre con sangre y tejidos que engrosan sus paredes, para facilitar que el óvulo fertilizado pueda adherirse y crecer. Si ningún espermatozoide alcanza al óvulo, se libera de esa capa de tejido y entonces ocurre la menstruación. Al salir embarazada, la menstruación no tiene lugar, aunque puedes tener lo que se conoce como sangrado de implantación.

  2. Náuseas y vómitos. Algunas mujeres empiezan a sufrir náuseas muy pronto, las cuales son el resultado de la alteración hormonal que se produce cuando el ovocito se implanta en el útero. Lo más usual es que tengas náuseas y vómitos matutinos, pero también pueden aparecer en otros momentos a lo largo de la jornada.

  3. Aumento del tamaño y sensibilidad de los senos. Uno de los cambios que indica un posible embarazo es el aumento de sensibilidad en los senos, incluso el roce de la ropa puede molestarte. También se acumulará más grasa, y comenzarán a aumentar de tamaño. Los pezones también sufren transformaciones, adquirirán un tono más oscuro y crecerán. Si tienes la piel muy clara, es probable que notes unas venas azuladas, lo cual se debe a que estas se están fortaleciendo para recibir el aumento del flujo sanguíneo.

  4. Mareos y desmayos. La gestación produce grandes cambios en tu sistema cardiovascular: tu corazón tendrá que bombear más sangre, aumentan las pulsaciones, los vasos sanguíneos se dilatan y la presión arterial disminuye. Todo esto hará que seas más propensa a sufrir mareos y desmayos, ya que en ocasiones tu sistema nervioso y cardiovascular no serán capaces de adaptarse lo suficientemente rápido a esas transformaciones.

  5.  A inicios del embarazo es normal que te sientas más cansada que de costumbre. Algunos días, incluso las tareas más sencillas pueden parecer una misión titánica que te dejarán completamente exhausta y sin energía. Muchas mujeres también experimentan un estado de somnolencia, aunque logren dormir bien durante la noche. Este estado se debe a los cambios hormonales que están ocurriendo en tu cuerpo, y al hecho de que tu organismo ahora está gestando una nueva vida que también consume mucha energía.

  6. Asco ante algunos alimentos. En el embarazo, sentidos como el olfato se agudizan, por lo que algunos olores pueden generar una reacción muy fuerte. Quizá te comiencen a molestar olores que antes ni siquiera notabas, y también es probable que experimentes asco por algunos alimentos. De hecho, algunas mujeres experimentan un gran cambio en sus gustos durante el embarazo.

  7. Ganas de orinar más frecuentes. Cuando el útero empieza a crecer, comprime la vejiga e impide que esta se llene completamente, por lo que tendrás que hacer pis más a menudo. A esto se le suma que la cantidad de sangre y otros líquidos que circulan por tu cuerpo puede incrementarse hasta en un 30-50%, por lo que los riñones se verán obligados a trabajar más.

Otros síntomas del embarazo son los cambios de humor repentinos y sin razón aparente, los cuales se deben a las fluctuaciones hormonales. También notarás que tu temperatura basal es más elevada. Si durante 18 días consecutivos tu temperatura al despertarte se mantiene alta, es muy probable que estés embarazada.

 

SÍGUENOS EN

DESCARGA GRATIS NUESTRA APP

PROYECTO APOYADO POR

VISITA OTROS SITES DEL GRUPO