Mom2Mom - Dermatitis del pañal: Un problema común en los lactantes

Dermatitis del pañal: Un problema común en los lactantes

La Asociación Española de Pediatría estima que un 35% de los bebés sufren dermatitis del pañal en algún momento durante el periodo de lactancia, un problema más común en los pequeños que tienen la piel muy sensible.

La dermatitis irritativa del área del pañal, como también se le conoce, es un proceso inflamatorio e irritativo localizado en la zona donde se coloca el pañal, generalmente en los pliegues de las ingles, el área alrededor del ano, los genitales y en algunos casos también se extiende a la parte baja del abdomen. Puede producir un ligero enrojecimiento de la zona, similar al sarpullido, acompañado de prurito, pero en los casos más graves pueden aparecer eritemas con exudación o incluso ulceraciones.

¿Cuáles son las causas de la dermatitis del pañal?

Esta irritación está causada, fundamentalmente, por la humedad que se acumula debajo del pañal. Aunque el pañal sea muy absorbente, si transpira muy poco, la humedad terminará acumulándose en esa zona. La fricción provocada por los elásticos también contribuye a irritar aún más la delicada piel del bebé.

Obviamente, la acumulación de orina y heces tampoco ayuda. La orina, por ejemplo, contiene bacterias que producen amoniaco y dañan la piel mientras que las heces también son ácidas, sobre todo cuando se introduce la alimentación complementaria. Además, entre los 7 y 9 meses, cuando comienzan a salir los dientes, la saliva se vuelve más ácida y aumenta el grado de acidez de las deposiciones y la orina.

Obviamente, los bebés que tienen una piel muy sensible serán más propensos a desarrollar la dermatitis del pañal ya que los jabones, las toallitas higiénicas o el detergente que se usa para lavar su ropa pueden irritarle la piel, de manera que al romperse la barrera protectora, se produce inflamación e irritación amplificando los efectos de la orina y las heces.

¿Es preocupante?

La dermatitis del pañal no es un problema grave, pero se debe tratar a tiempo. Si los padres no toman las medidas adecuadas, pueden aparecer algunas complicaciones, como la infección con gérmenes y/o bacterias. En ese caso, lo más probable es que se produzca una infección por Candida albicans, que se puede notar porque la zona afectada adquiere un color violáceo y se forman pequeñas lesiones que sobresalen de la piel. Si aparecen nódulos de coloración violácea es probable que el pequeño haya desarrollado lo que se conoce como granuloma glúteo infantil.

¿Cuál es el tratamiento?

Con el tratamiento adecuado, la dermatitis del pañal desaparece en tres o cinco días. El primer paso consiste en eliminar el pañal por completo o al menos reducir lo máximo posible el contacto de este con la piel, hasta que el bebé mejore.

El segundo paso consiste en lavar bien la zona del pañal y mantenerla seca. En muchos casos es recomendable aplicar una crema o pomada de óxido de zinc o vaselina para aliviar la irritación y proteger la piel de la humedad. También existen cremas protectoras con agentes antisépticos que pueden ser de gran ayuda.

No obstante, si la irritación no desaparece en pocos días o es muy severa, debes consultar a un pediatra ya que tu bebé podría necesitar un tratamiento específico para la infección, en algunos casos es necesario recurrir a cremas antifúngicas.

¿Cómo prevenir la dermatitis del pañal?

-       Cámbiale el pañal a menudo y espera un tiempo prudencial antes de colocarle el pañal limpio, para que la zona se seque por completo. Recuerda evitar los cobertores de plástico y los materiales impermeables.

-       Asegúrate de que el pañal no produce rozaduras que irriten la piel de tu bebé. Es conveniente que no le ajustes demasiado el pañal, si circula un poco el aire la piel se mantendrá más seca.

-       Limpia bien la zona genital y después seca suavemente, sin frotar. Si tu bebé tiene la piel muy delicada, puedes aplicarle una capa fina de crema protectora, pero recuerda evitar los polvos de talco.

-       Ten cuidado con los jabones y detergentes ya que ambos pueden irritar la piel del bebé. Es recomendable no usar suavizantes ni productos con fragancias. Además, se recomienda enjuagar la ropa dos veces en agua caliente para eliminar la mayor cantidad de detergente posible.

SÍGUENOS EN

DESCARGA GRATIS NUESTRA APP

PROYECTO APOYADO POR

VISITA OTROS SITES DEL GRUPO