Mom2Mom - El primer año de tu bebé

El primer año de tu bebé

El primer año de tu bebé será una aventura fantástica marcada por cambios continuos en todas las esferas del desarrollo. Cuando eches la vista atrás prácticamente te resultará imposible reconocer a tu bebé pues a lo largo de esos 12 meses crecerá muchísimo, dejará de ser un pequeño completamente indefenso para convertirse en un bebé que ya es capaz de ponerse en pie, indicar lo que le gusta, decir algunas palabras y comprender instrucciones sencillas.

¿Cómo será el primer mes del bebé?

Durante las primeras cuatro semanas de vida, tu bebé se adaptará al nuevo entorno de manera instintiva. No obstante, pasará gran parte del día durmiendo y solo se despertará durante breves periodos de tiempo. Dormirá entre 16 y 20 horas al día.

En esta etapa se comunicará fundamentalmente a través del llanto, mediante el cual te avisará cuando tenga hambre, calor, frío o esté asustado. No es recomendable que le dejes llorar ya que lejos de forjar su carácter solo aumentará su nivel de estrés ya que se sentirá solo, indefenso y abandonado.

Puedes tomarlo en brazos sin temor a malcriarle ya que estos primeros meses son fundamentales para establecer una conexión emocional con tu bebé y que desarrolle un apego seguro. De hecho, recuerda que la visión de tu pequeño no está muy desarrollada, por lo que usará sentidos como el tacto y el olfato para descubrir el entorno y relacionarse contigo.

Darle el pecho es una de las formas más íntimas de conectar emocionalmente con tu bebé. Durante este primer mes lo normal es que tenga hambre cada 3 o 4 horas, aunque algunos necesitarán alimentarse con más frecuencia. De hecho, debes saber que dar el pecho lleva su tiempo, es probable que tu pequeño se duerma en medio de la toma o necesite echar los gases antes de terminar. Ármate de paciencia y aprovecha esos momentos.

Sin embargo, durante el primer mes no solo tendrás que aprender a amamantar a tu bebé sino que también deberías ir programando las visitas con el pediatra ya que este debe monitorizar su crecimiento y administrar las vacunas obligatorias.

Es probable que el médico te explique algunos detalles que podrías apreciar en tu bebé durante el primer mes que no son motivo de alarma, como el hecho de que puede respirar de manera irregular y haciendo un poco de ruido, que si estornuda no es porque está resfriado sino que se trata de un reflejo para limpiar las fosas nasales y que puede tener regurgitación. También debes saber que muchos bebés pierden peso del tercer al quinto día pero luego vuelven a recuperarlo.

Durante esta etapa es muy importante que cuides su ombliguito ya que el cordón umbilical contiene vasos sanguíneos, dos arterias y una vena. Este se desprende cuando se seca, usualmente antes de la segunda semana. Si no es así, es probable que esté demasiado húmedo, por lo que debes asegurarte de mantenerlo bien limpio y seco, para que no se vaya a infectar.

Desarrollo motor: El bebé irá ganando autonomía paulatinamente

Durante los primeros doce meses, tu bebé crecerá mucho y desarrollará sus habilidades motoras. Alrededor del cuarto mes ya será capaz de sostener bastante bien la cabeza y comenzará a mirarse las manos con atención, logrando sujetar los objetos y moverlos, aunque aún con cierta torpeza. Al sexto mes logrará una precisión mayor en sus movimientos, podrá sostener el biberón con las manos y cambiar los objetos de una mano a otra. A esta edad es normal que se toque los pies e intente llevárselos a la boca ya que a través de esta también descubre su entorno.

Cuando llegue al séptimo mes podrá mantenerse sentado sin apoyo ya que la musculatura de la espalda se habrá fortalecido, y podrá manipular los objetos con mayor precisión. Al noveno mes muchos bebés comienzan a gatear, una habilidad muy importante que amplía considerablemente el espacio que tienen a su disposición para descubrir el mundo y les confiere una autonomía mayor. Antes de que cumpla el año la mayoría de los pequeños ya habrán dado sus primeros pasos.

Desarrollo psicosocial: El bebé será más activo y comenzará a interesarse por el mundo

A los dos meses tu bebé comenzará a sonreír y al tercer mes ya será capaz de girar su cabeza en dirección a los ruidos y balbuceará, tres pasos importantes que serán la base de la comunicación social. En este momento ya será capaz de reconocer tu cara y más adelante comenzará a responderte haciendo ruiditos cuando le hables, lo cual indica que disfruta de esos momentos de conexión e intimidad.

Aproximadamente al quinto mes te darás cuenta de que su humor se ve influenciado por el de los adultos y si alguien que le estaba prestando atención se marcha, se disgustará bastante. Esto se debe a que, poco a poco, su diapasón emocional se va ampliando y comienza a experimentar diferentes sentimientos más allá de las emociones básicas.

No obstante, en esta fase los bebés se sienten muy indefensos, por lo que necesitan que los padres les transmitan seguridad y cariño. De hecho, hacia el sexto mes comienzan a mostrar una clara predilección por algunas personas, sobre todo por la madre. Al octavo mes pueden empezar a tener miedo de las personas desconocidas, por lo que es normal que lloren cuando se aproximan. No te preocupes porque poco a poco tu bebé irá perdiendo esa timidez y aprenderá a socializar.

A partir de los ocho meses tu pequeño comenzará a imitar a las personas, lo cual es la base para el comportamiento social. Pero todo no es positivo: se resistirá cuando intentes quitarle algún juguete y empezará a poner a prueba tus reacciones, por lo que es importante que mantengas la calma.

Antes de cumplir el año, muchos niños ya dicen sus primeras palabras, aunque lo cierto es que comprenden mucho más de lo que pueden expresar, por lo que es importante que siempre le hables y le estimules a nombrar los objetos de uso cotidiano.

Durante esta etapa se sentirá atraído por los colores intensos y el movimiento, por lo que es fundamental que le expongas a diferentes juegos que estimulen sus sentidos, aunque sin llegar a saturarlo. Cuando cumpla los doce meses podrás poner en sus manos ceras de colores para que haga sus primeros garabatos sobre el papel. También es conveniente que le des masajes suaves, le animes primero a gatear y luego a dar sus primeros pasos y que le cantes o le pongas música ya que se ha demostrado que esta estimula el desarrollo cerebral.

¿Qué puede comer tu bebé durante el primer año de vida?

Durante los primeros seis meses de vida el bebé debería alimentarse exclusivamente de leche materna, la cual no solo le aporta todos los nutrientes que necesita sino que también le transfiere los anticuerpos de la madre para protegerse, hasta que logre desarrollar su propio sistema inmunitario.

Se recomienda que durante este tiempo la alimentación sea a demanda, aunque lo usual es que a medida que tu bebé crezca disminuya la frecuencia de las tomas ya que se alimentará más cada vez que le des el pecho.

Después de los seis meses debes introducir la alimentación complementaria ya que la leche materna no suele ser suficiente para satisfacer las necesidades energéticas de tu bebé, que pasan de ser 550 calorías a 1.050 cuando cumple su primer año de edad.

El pediatra te indicará los alimentos que puedes ir introduciendo en su dieta, siempre poco a poco y por separado, para que tu bebé se acostumbre a las nuevas texturas y sabores y para saber si alguno de ellos le produce alergia o intolerancia. Como norma, primero se introducen los cereales sin gluten, luego las frutas como manzanas, peras y bananas. Más tarde llegarán las carnes blancas y luego la ternera. Al final del primer año podrás incluir en su dieta el huevo.

Contenido relacionado:

Mes 1 del bebé           Mes 7 del bebé

Mes 2 del bebé           Mes 8 del bebé

Mes 3 del bebé           Mes 9 del bebé

Mes 4 del bebé           Mes 10 del bebé

Mes 5 del bebé           Mes 11 del bebé

Mes 6 del bebé           Mes 12 del bebé

SÍGUENOS EN

DESCARGA GRATIS NUESTRA APP

PROYECTO APOYADO POR

VISITA OTROS SITES DEL GRUPO